Filipinos caseros saludables XL

filipinos caseros en un plato

Me encanta recrear recetas dulces que me llevan a la infancia como estos filipinos caseros. La verdad es que son unas galletitas muy ricas como para prescindir de ellas, no crees? Por eso me gusta buscar una versión mucho más saludable para poder disfrutar de ellos sin culpa.

Sobre todo animo mucho a todas las mamis y papis a que hagan lo mismo, en vez de comprar este tipo de dulces en el supermercado… Que luego nos salen los niños adictos al azúcar, a las harinas refinadas… en fin!

Mis filipinos caseros han salido un poquito más grandes de lo habitual por eso de los moldes que tenía por casa pero, como se suele decir, el tamaño no importa 😉.

Así que vamos con la receta!

Receta de Filipinos caseros saludables

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 75g de harina avena integral
  • 50g almendra molida
  • 1 cucharada vainilla
  • 30g aceite de coco
  • 30g eritritol

Para la cobertura de chocolate:

  • Chocolate negro de cobertura sin azúcar (unos 90-100g será suficiente para esta cantidad de galletas)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de manteca de cacao (puedes sustituir por aceite de coco)
filipinos caseros en la rejilla del horno

Cómo hacer filipinos casero

El paso a paso no tiene mucho misterio la verdad. Tenemos que mezclar en un cuenco todos los ingredientes, a mí me gusta hacerlo en este orden porque creo que se integran más fácilmente:

1- Huevo- batir

2- Vainilla- mezclar

3- Edulcorante, en este caso eritritol – mezclar

4- Almendra molida – mezclar

5- Harina de avena – mezclar

6- Aceite de coco – mezclar hasta que se integre todo bien y obtengamos una bolita de masa que no se pegue a las manos.

Cuando tengamos la masa de nuestros filipinos preparada la colocamos entre 2 papeles de horno y la estiramos con ayuda de un rodillo de cocina. Ten en cuenta que los filipinos son un poco gorditos, así que no la dejes muy fina.

Y ahora es el momento de darles forma. Con ayuda de un cortapastas, un bote, un vaso o lo que sea formamos primero los círculos grandes. Después con otro más pequeñito sacamos los agujeros. Yo he utilizado la boca de una botellita que tenía por casa.

Si no tienes moldes siempre puedes hacerlos con una cartulina, no hay excusa para marcarte unos filipinos caseros saludables!

SI te gustan este tipo de recetas te invito a que hagas en casa los famosos huesitos… son brutales!

Deja un comentario

Sobre mi

soy marta de martamorfosis

Marta Gómez

Soy Marta, una soñadora que confía en poder dejar el Planeta un poquito mejor de lo que lo he encontrado. En Martamorfosis promuevo un consumo responsable y (eco)lógico tanto de los alimentos como de todos los demás recursos que nos da la Naturaleza para así poder avanzar hacia un estilo de vida saludable y un desarrollo sostenible.

¡Sígueme!

Buscar en el Blog

Suscríbete al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

No te pierdas
nigún consejo

Descarga tu menu semanal vegetariano

Descarga tu GUÍA práctica para un cuidado natural y saludable de la piel