El Plátano en la Cocina

Ahora que ya sabemos todos los beneficios de comer plátano vamos a ver qué posibilidades nos da esta fruta en la cocina.

Tenemos la suerte de disponer de plátanos durante todo el año, por lo que podemos disfrutar  de su aroma y sabor en cualquier momento.

El plátano es más pequeño que la banana, pero más sabroso, cremoso y más rico en potasio. No podemos dejar de hacer alusión a los fantásticos plátanos de Canarias que destacan por su sabor más dulce, su aroma y sus inconfundibles motitas.

A finales de 2013, Plátano de Canarias recibió el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP)  convirtiéndose en el único plátano del mundo que cuenta con este reconocimiento. Esta distinción garantiza la singularidad y el origen delos plátanos, reconociéndolos como un producto único y de calidad.

Elegir la piezas

A la hora de elegir los plátanos tenemos que comprobar que estén intactos, sin golpes ni magulladuras, y no demasiado blandos.

El color de la piel indica el grado de madurez. Un tono más verdoso indica que le falta maduración mientras que el color dorado indica el punto óptimo de la fruta. 

No hay que hacer caso de las manchas o puntos oscuros, que no afectan a la calidad de la pieza, simplemente es una cualidad del tipo de plátano (de Canarias).

Conservación

Ten en cuenta que los plátanos se ponen negros si se guardan en la nevera. Una de sus enzimas reacciona ante el frío y forma sustancias de color marrón. Por lo tanto es mejor conservarlos a temperatura ambiente (también puedes congelarlos).

Y un truco!!

Lo plátanos se conservan mejor y aguantan más tiempo si los mantienes en su ramillete y no los separas.

Cuando comerlos

En este punto depende un poco el objetivo que queramos conseguir:

1. Por la mañana

Es un alimento súper energético por lo que comerlos por la mañana es fantástico ya que nos aportarán energía para todo el día.

2. Para merendar

También son ideales para picar a media tarde y reponer fuerzas. Además es una fruta bastante saciante que nos permitirá llegar a la cena sin mucha hambre. Esto es perfecto para realizar una cena ligera que no sobrecargue nuestro aparato digestivo!

3. Por la noche

El plátano nos ayuda a producir serotonina una sustacia que actúa como sedante natural y nos puede ayudar a conciliar el sueño. Así que si padeces insomnio tomar un plátano una hora antes de dormir te ayudará a conciliar un sueño más profundo y llevadero.

A comer!

Lo habitual es comer el plátano como fruta fresca, bien de postre o como almuerzo o merienda. Además en un ingrediente top a la hora de hacer batidos caseros o helados.

También es muy común utilizarlos en ensaladas, compotas, y en repostería en general…

Pero además se emplea con otros fines culinarios: frito, caramelizado… como guarnición a diferentes platos.

Recetas dulces

Ya hemos mencionado que el plátanos en un ingrediente común en recetas dulces (y repostería). Con plátano y leche vegetal o zumos de frutas puedes preparar excelentes batidos, más cremosos y nutritivos, y menos grasos, que los que se hacen con nata o helados.

Si no echas demasiado líquido obtendrás una crema espesa perfecta para tomar con cereales en tus desayunos y meriendas.

Puedes utilizar plátanos para elaborar bollos, bizcochos, galletas, púdines, flanes, tartaletas, , crepes, mousses, helados y muchos platos más como el tradicional banana bread.

Además el plátano es el topping ideal para tus porridges o pudines de chía!

Recetas saladas

Lo más habitual para elaborar recetas saladas con plátano es utilizar el plátano macho o verde. Una receta muy habitual es el plátano frito que se suele utilizar a modo de chips como acompañamiento a otros platos.

Además puedes utilizar unos trocitos de plátano para aromatizar tus currys o para dar un toque tropical a tus ensaladas. 

Otra opción es hacer una base de pizza con plátano, fantástica para los que no pueden (o quieren) comer gluten.

Plátano seco: un tentempié delicioso

Una forma deliciosa de comer plátano, muy popular en América, es como fruta desecada. Se trata de un tentempié muy energético pero también puedes añadir unos trocitos a tus ensaladas o guisos.

El secado intensifica el dulzor y es el snack perfecto que saciará tus ganas de comer dulce de una manera completamente saludable.

Con el plátano macho seco se elabora además una harina fina y nutritiva. Esta harina, muy aromática, se puede incluir en la elaboración de bizcochos, papillas, magdalenas o crepes. 

Seguro que ahora tienes un montón de ideas en tu cabeza y no te vas a limitar a comer el plátano únicamente como fruta fresca, sin darle una vuelta de vez en cuando… 

¿Por donde vas a empezar?

Deja un comentario

Sobre mi

soy marta de martamorfosis

Marta Gómez

Soy Marta, una soñadora que confía en poder dejar el Planeta un poquito mejor de lo que lo he encontrado. En Martamorfosis promuevo un consumo responsable y (eco)lógico tanto de los alimentos como de todos los demás recursos que nos da la Naturaleza para así poder avanzar hacia un estilo de vida saludable y un desarrollo sostenible.

¡Sígueme!

Buscar en el Blog

Buscar

Suscríbete al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

No te pierdas
nigún consejo

Descarga tu menu semanal vegetariano

Descarga tu GUÍA práctica para un cuidado natural y saludable de la piel