Beneficios de la Patata

No faltan en nuestras casas pero… conoces las propiedades nutricionales y cómo pueden beneficiar nuestro organismo?

La patata –como el arroz o la pasta– es de esa clase de alimentos que puedes preparar de diferentes maneras sabiendo que tus comensales van a quedar contentos. Y es que se trata de un alimento que gusta, al menos mayoritariamente, tal vez porque tradicionalmente todos lo hemos tenido en nuestras mesas. 

Cuesta imaginar nuestra cocina sin ella, verdad?. La patata resulta, además de sabrosa, súper polivalente y añade valor nutricional a nuestras elaboraciones si la utilizamos como guarnición. Además, al contrario de lo que se suele pensar, no engorda  si se cocina y consume adecuadamente (una patata cocida tiene sólo 26 calorías).

Sin embargo, a pesar de que se trata de un alimento muy consumido en nuestro país, muy pocas personas conocen todas las propiedades de la patata, y en realidad hay motivos más que suficientes por los que se convierte en un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada.

La patata, también conocida como papa, al igual que le boniato o la yuca, es un tubérculo. Más concretamente se trata del tubérculo proveniente de una especie de planta herbácea que pertenece al género Solanum, una solanácea originaria de Sudamérica.

Se tiene constancia de que, originalmente, esta planta fue cultivada por los habitantes del altiplano andino (cerca del lago Titicaca) hace ya unos 8.000 años, convirtiéndose así poco a poco en una de las más cultivadas por sus deliciosos y nutritivos tubérculos comestibles.Y sería unos cuantos siglos después cuando los conquistadores españoles trajeran la patata a Europa. Y así, poco a poco su consumo fue creciendo, hasta ser cultivada en prácticamente todo el mundo.

Propiedades de la patata

Es uno de los alimentos más populares del mundo y una gran fuente de energía que nos aporta una buena cantidad de vitaminas y minerales.

▶ 200 gramos de patatas hervidas aportan el 20% de vitamina B1 que necesitamos, el 14% de vitamina B3 y el 24% de vitamina B6. En cuanto a los minerales los 200g cubrirán el 40% de las necesidades de selenio, el 22% de las de potasio, el 20% de las de flúor y el 14% de las de hierro.

Por sus características nutricionales y su riqueza en fécula, la patata se equipara con los cereales, porque es rica en hidratos de carbono (15 g/100 g), y tiene una composición proteica del 2% ( 200 gramos cubrirían el 8% de las necesidades diarias de proteínas).

Vitaminas del grupo B

El micronutriente más destacado en la patata es la vitamina B6. Esta vitamina está implicada en más de cien reacciones enzimáticas conocidas, como las necesarias para crear nuevas células sanas –no cancerígenas- y tejidos a partir de los aminoácidos; en numerosas funciones del sistema nervioso, y en la desactivación y eliminación de sustancias perjudiciales como la homocisteína, que incrementa el riesgo de infarto.

No faltan dosis significativas de otras vitaminas del grupo B. Una ración media de patatas cocidas aporta más del 10% de las necesidades diarias de vitaminas B1, B2 y ácido fólico.

En cuanto a los minerales, las patatas son una fuente abundante de potasio, además de contener pequeñas cantidades de magnesio y hierro.

Beneficios para la salud de la patata

No engordan!

En las últimas décadas se ha querido señalar que la patata era uno de los culpables del exceso de obesidad y diabetes en los países ricos. Es un error que la ciencia está aclarando.

Las tablas de índice glucémico (IG) tienen parte de responsabilidad en el malentendido, pues atribuyen a la patata cocida un IG de 70 (100 es el máximo).

Sin embargo, hay que tener en cuenta la «carga glucémica» de la dieta, un dato más preciso que el IG, porque tiene en cuenta también el tamaño de las raciones y la proporción de agua, hidratos de carbono, fibra y proteínas de cada alimento que se ingiere a lo largo del día.

Así, un plato completo y nutritivo compuesto por 200 gramos de patata cocida, 75 de tofu y 100 de brócoli tiene tanta carga glucémica como ¡una rebanada de 50 gramos de pan!

Evidentemente la manera de cocinar y comer las patatas también influye en su efecto. El principal error es tomar raciones demasiado grandes de patatas que han absorbido la grasa de fritura o el horneado. La misma cantidad de patatas puede pasar de 80 calorías/100 gramos si se hierven, a más de 450 calorías si se fríen! Lo mejor sin duda es hacerlas al vapor y con piel ya que así conservan mejor los micronutrientes y se convierten en un alimento energético, digestivo y sano. 

Además, un truquito! Si se dejan enfriar durante unas cuantas horas los azúcares se transforman en almidón resistente que reduce el aporte calórico de la patata a la mitad y sirve de alimento a la microbiota intestinal beneficiosa (con ello reduce además el riesgo de padecer cáncer de colon). 

Controla el azúcar y el colesterol

Las patatas frías no sólo no aumentan el azúcar en sangre, sino que ayudan a controlarlo y disminuye las concentraciones de colesterol y triglicéridos.

Además estimula el uso de la grasa corporal como fuente de energía y tiene una gran efecto saciante.

Mucha fibra, ideal contra el estreñimiento

Las patatas también son muy ricas en fibra, lo que significa que es un alimento excelente contra el estreñimiento, ya que ayuda positivamente a la hora de regular -y mejorar- el tránsito intestinal.

Combate la oxidación

Según estudios científicos en la patata se han identificado 60 sustancias, entre ellas compuestos fenólicos similares a los que dan prestigio de saludables al brócoli, la espinaca o las coles de Bruselas y que protegen frente a las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y algunos tipos de cáncer.

Algunos de estos compuestos son kukoaminas, que anteriormente sólo se habían encontrado en las bayas goji y que tienen un efecto benefactor sobre la presión arterial.

Además, la patata contiene otras sustancias que colaboran con el sistema inmunitario.

Adiós estrés

Como hemos dicho, las patatas son sumamente ricas en vitamina B6, una sustancia necesaria para la renovación celular, para tener un sistema nervioso saludable y un estado de ánimo equilibrado.

Se utiliza para hacer neurotransmisores, osea, sustancias que entregan mensajes de una célula a la siguiente. Los neurotransmisores son necesarios, como la serotonina y la dopamina, pues ayudan en la regulación del estado de ánimo.También se utiliza para fabricar la adrenalina, hormonas que nos ayudan a responder al estrés.

En general la patata es considerado un alimento antiinflamatorio que puede aliviar las molestias digestivas asociadas al estrés.

Su pulpa, además, se convierte en un excelente cicatrizante si se utiliza como cataplasma.

Deja un comentario

Sobre mi

soy marta de martamorfosis

Marta Gómez

Soy Marta, una soñadora que confía en poder dejar el Planeta un poquito mejor de lo que lo he encontrado. En Martamorfosis promuevo un consumo responsable y (eco)lógico tanto de los alimentos como de todos los demás recursos que nos da la Naturaleza para así poder avanzar hacia un estilo de vida saludable y un desarrollo sostenible.

¡Sígueme!

Buscar en el Blog

Suscríbete al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

No te pierdas
nigún consejo

Descarga tu menu semanal vegetariano

Descarga tu GUÍA práctica para un cuidado natural y saludable de la piel