Cosas que agradecer al Coronavirus

coronavirus

Si algo tengo claro después de todo este tiempo de encierro y de restricciones que ha roto completamente con nuestras rutinas, es que me siento profundamente agradecida por los aprendizajes que me llevo y por la experiencia vivida.

Este bichito ha puesto patas arriba nuestro día a día y nos ha obligado a vivir de otra forma, de una forma que en un primer momento asustaba bastante y que nadie quería, pero que finalmente nos ha dejado grandes enseñanzas… estoy segura de que a muchas personas le va a dar cierta pena dejar atrás esta cuarentena… a mí entre ellas!

A ver, no me malinterpretes, evidentemente no quiero que la gente siga enfermando ni que hayas muertes, no quiero personal sanitario desbordado y sensación de pánico en el ambiente, no me parece cómodo el uso de mascarillas ni tener limitaciones a la hora de disfrutar mi tiempo libre o de reunirme con mi familia y/o amig@s!

PERO…

Yo personalmente me quedo con la parte buena de todo esto y hago un balance a nivel personal muy positivo. Creemé que me cuesta decir esto, soy consciente de lo mal que lo han pasado muchas personas, de que las víctimas y el miedo no se pueden compensar…

La verdad es que el coronavirus nos está enseñando mucho sobre cómo mejorar la sostenibilidad de nuestra sociedad y eso es algo que me encanta y me hace mirar el futuro con ilusión (más aún)!

La contaminación del aire está disminuyendo significativamente debido a los numerosos cierres y cancelaciones de vuelos; muchas personas tienen tiempo – por fin – para respirar profundamente y hacer una pausa; y nuestros escasos contactos sociales se están volviendo para nosotr@s más importantes que nunca a pesar de la distancia social. Estamos cambiando nuestra escala de valores y eso me resulta emocionante…

Cosas que agradezco al COVID-19, mis aprendizajes:

1. TOMAR CONSCIENCIA Y PASAR A LA ACCIÓN

Una respuesta tardía puede tener efectos muy negativos. Lo hemos visto con las decisiones tomadas por parte de nuestro gobierno, de muchos gobiernos… que al comienzo de la pandemia se centraron en hacernos llegar mensajes tranquilizadores en vez de atender los signos de alarma.

Muchas medidas se han tomado demasiado tarde y esto es algo que ocurre muy a menudo en nuestro día a día. Nos cuesta tomar decisiones, nos cuesta identificar los mensajes de alarma que nos llegan y preferimos seguir en nuestra zona de confort sin hacer nada en vez de pasar a la acción y realizar cambios.

Es importante ser conscientes de lo que nos ocurre, de lo que pasa a nuestro alrededor, en nuestro Planeta y actuar en consecuencia por un bien personal y también por el bien común.

Y aquí te dejo una frase que me gusta mucho y que mantengo en mi vida como un mantra:

«Si quieres obtener resultados diferentes debes hacer cosas diferentes».

Tomar decisiones y pasar a la acción en el momento justo es IMPORTANTE.

2. TRABAJAR DESDE CASA

Llevo varios años trabajando desde casa y yo desde luego no lo cambio por nada del mundo. Sé que a mucha gente le ha costado mucho adaptarse a esto y sé que ahora hay muchos más fans del teletrabajo aunque sigue habiendo personas que no lo quieren para ell@s, todo es respetable, claro!

Lo que sí es verdad es que gracias al teletrabajo (entre otras cosas) los niveles de contaminación han bajado muchísimo, el aire está mucho más limpio y esto es bueno para el Medio Ambiente! Los viajes de negocios, citas o reuniones con clientes a las que hay que acudir en avión, automóvil o tren a menudo ya no tienen razón de ser. Menos viajes aéreos y en automóvil tiene una ventaja clara y es que el clima se beneficia de menos emisiones de CO2.

El coronavirus nos ha demostrado que trabajar desde casa es muy factible en muchas empresas. Si cada uno de nosotros trabajara desde casa por lo menos un día a la semana tendríamos un ahorro de CO2 que ayudaría a proteger el clima.

El Instituto de Ciencias del Trabajo Aplicado de Düsseldorf hace el siguiente cálculo: si una de cada 10 personas viaja con un automóvil (aproximadamente 3.03 millones de personas) trabajara desde casa un día a la semana, podríamos ahorrarnos 4.532 millones de kilómetros entre el hogar y el trabajo (en Alemania que es donde se ha hecho el estudio, claro). Esto representa aproximadamente 850 millones de kilogramos de ahorro de CO2 por año. Guauuu, no está nada mal, verdad?

Además el teletrabajo nos permite ahorrar TIEMPO, ese bien tan preciado… especialmente aquellos que tienen que desplazarse largo para trabajar. Tiempo que ahora puedes dedicar a tu familia, tus aficiones o simplemente a tí mism@.

Y otra ventaja: se ahorra dinero!

3. COCINA TÚ MISM@ (FRESCO Y DE TEMPORADA)

¿Cuánta gente ha dedicado más tiempo que nunca a la cocina durante la cuarentena?

A mí esto me chifla, de verdad!

Lo he visto en mi grupo de amig@s, en mi familia, en las redes sociales…. es fantástico! Un montón de personas que han dejado atrás las comidas rápidas o preparadas (que generalmente son menos saludables y más dañinas para el clima) y se han puesto a cocinar con producto fresco y de temporada.

Y es que esto no sólo es saludable es que además es divertido! Así que aprovecho para invitarte a que eches un vistacito a mis RECETAS, seguro que te entran ganas de ponerte el delantal… 👩‍🍳👨‍🍳.

4. EL PRODUCTO LOCAL Y EL PEQUEÑO COMERCIO

Comprar en la pequeña tienda a la vuelta de la esquina está muy bien, es más cómodo, más rápido y el trato es más cercano.

Hemos visto sufrir a muchos autónomos, pequeños comerciantes que han tenido que cerrar sus persianas por tiempo indefinido… Tiendas que llevan desde siempre en nuestros pueblos y ciudades y a las que ahora más que nunca debemos ayudar.

Además apoyar a los minoristas regionales también tiene más sentido por razones de sostenibilidad: muchas veces hay, por ejemplo, en la frutería, muchos productos sin envases de plástico. Por el contrario, la compra en grandes superficies u online suele generar muchos residuos de envases y las rutas de transporte son largas lo que se traduce en más contaminación.

5. DEPORTE

He incorporado a mi vida una rutina que tenía casi olvidada, el deporte ha vuelto a mi vida para quedarse.

Creo que nos ha pasado a much@s: en cuanto comenzó el «encierro» empezamos a comer un poquito de más, no? Y para que la cosa no se fuese de las manos yo decidí empezar a moverme más de lo normal (que algo ya hacía, oye) y la verdad es que le he cogido gusto!

Al deporte y a la meditación, un pack indispensable para una vida saludable y una mente tranquila. Hacía mucho tiempo que no me sentía tan bien en este sentido y estoy súper agradecida por haber incorporado ambos hábitos a mi vida. Esto se lo tengo que agradecer al Covid-19 pero también a mí misma por mi fuerza de voluntad 😉.

6. SOLIDARIDAD

Este caos ha sacado a la luz lo mejor de cada uno, quizás no de tod@s pero sí de mucha gente. Vecinos ofreciendo su ayuda a las personas mayores de su comunidad, los aplausos de las 20:00h, los servicios y opciones para nuestro ocio que han pasado a ser gratuitos… y en las Redes Sociales? Ha sido increíble…

Cuánta comunidad se ha creado, cuánto apoyo he sentido… Cuántos recursos gratuitos y contenido de valor compartido para aprender, trabajar, evolucionar, reír… en definitiva para ayudarnos en un millón de cosas y hacer más llevadera esta cuarentena a todos los niveles.

He de reconocer que yo me he sentido un poco sobrepasada por este tema, he visto a mi disposición tantísimas opciones interesantes que me ha generado cierto estrés no poder estar a todo… He sido muy selectiva y he prestado mucha atención a mis necesidades.

Y lo cierto es que lo que más estoy necesitando es un poco de desconexión, hacía mucho tiempo que no aparcaba tanto el móvil, las redes sociales… Siento si me echas un poco en falta pero necesito cuidarme en este sentido. Eso sí, volveré a la carga enseguida!

Pero incluso para esto también las redes están siendo de gran ayuda para mí, para mi práctica de yoga, para realizar meditaciones guiadas, hacer deporte o cocinar.

Millones de GRACIAS a todos los que estáis ahí cada día aportando tanto valor a cambio de nada!

7. TIEMPO PARA PENSAR…

Definitivamente si algo nos ha dado el virus es tiempo:

Tiempo para hacer – por fin – mil tareas que teníamos aplazadas, tiempo para disfrutar de la familia, para retomar pequeñas aficiones… pero sobre todo tiempo para estar con nosotr@s mismos y para PENSAR.

Una vida con restricciones cambia considerablemente tu escala de valores y te lleva a pensar en lo realmente importante, te das cuenta de lo que echas de menos y lo que en realidad no necesitas.

Yo he tenido la suerte de pasar la cuarentena en un pueblo pequeño (muy pequeño) y acompañada, esto es importante. Creo que la soledad es algo que no siempre llevamos bien y precisamente las relaciones sociales han sido una de las cosas más anheladas… Ay, cuanto estamos echando de menos, verdad?

Y esto me parece muy bonito y necesario, darnos cuenta de que podemos prescindir de un montón de cosas pero no de nuestros seres queridos, de una conversación o de un abrazo…

¿Y qué me dices del contacto con la Naturaleza?

Tod@s hemos corrido como loc@s a un parque, una zona verde o a la montaña en cuanto hemos tenido la oportunidad.

Yo he podido disfrutar de ella a diario pero aún así me he dado cuenta de la falta que me hace ese contacto, la cuarentena en la ciudad se me hubiese hecho realmente dura…

La Naturaleza nos devuelve al origen a lo sencillo, nos ayuda a liberar la mente y nos facilita la conexión con nuestro interior, nos da paz y nos carga de energía.

Vaya tela!

¿Cómo no vamos a necesitar ese contacto?

8. VIDA SENCILLA

En definitiva me he dado cuenta de que sólo necesito 4 cosas para ser feliz, cosas sencillas que están ahí, al alcance de la mano…

Si te digo la verdad yo me vine al pueblo a pasar unos días con una mochilita muy pequeña y mi portátil para trabajar. Y lo que iban a ser unos días se ha alargado más de 2 meses… Ya ves!

¿Me ha hecho falta algo más?

Pues NO.

He de reconocer que mi chico a ido a la ciudad por motivos de trabajos y sí que le he pedido que me trajera un par de libros, eso sí… que la lectura es otro de los hábitos que he retomado con más intensidad!

Pero me he dado cuenta de que tengo demasiadas cosas innecesarias. Evidentemente no las voy a tirar, eso tampoco tendría demasiado sentido… pero cada vez tengo más claro que voy a consumir de una manera diferente.

¿Realmente me hace falta? ¿Lo necesito?

Esto es lo que me voy a preguntar cada vez que se me ocurra comprar algo. Porque la verdad es que se puede vivir y consumir de una forma mucho más sostenible y yo me quiero montar en ese carro…

¿Te vienes?

Me gustaría mucho saber de tí, que me cuentes cómo estas viviendo este estado de alarma, te leo en comentarios!

2 comentarios en «Cosas que agradecer al Coronavirus»

  1. Hola Marta,

    Me ha encantado leerte porque me he sentido muy identificada con tu experiencia durante este confinamiento. Para mí también ha sido una época de descanso, desconexión y autocuidado, por lo que, a pesar de todo lo malo que ha traído esta pandemia, yo también estoy agradecida por este tiempo que me ha llegado y que me ha sentado genial a nivel personal.

    También he cocinado un montón, ahora ya hago mis propias leches vegetales y yogures, he practicado mucho yoga a diario y deporte, he leído más de lo que solía hacer… Y lo mejor de todo, es que sigo haciéndolo y eso me hace muy, muy feliz.

    Aprovecho para desearte todo lo mejor en esta nueva experiencia en la que te estás embarcando. Me encanta seguirte!

    Responder
    • Hola Ana, cuánto me alegro de que también hayan llegado a tu vida todas estas cosas bonitas… Que importante es adquirir nuevas rutinas saludables! Muchas gracias por tus palabras… nos seguimos leyendo! Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Sobre mi

soy marta de martamorfosis

Marta Gómez

Soy Marta, una soñadora que confía en poder dejar el Planeta un poquito mejor de lo que lo he encontrado. En Martamorfosis promuevo un consumo responsable y (eco)lógico tanto de los alimentos como de todos los demás recursos que nos da la Naturaleza para así poder avanzar hacia un estilo de vida saludable y un desarrollo sostenible.

¡Sígueme!

Buscar en el Blog

Suscríbete al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

No te pierdas
nigún consejo

Descarga tu menu semanal vegetariano

Descarga tu GUÍA práctica para un cuidado natural y saludable de la piel