Coles en la cocina, descubre sus propiedades y beneficios

En invierno, la cocina debe oler a coles, están en su mejor momento y hay que aprovechar para comerlas a diario. A la familia de las coles pertenece el grupo de verduras con las propiedades más potentes que se conocen contra el cáncer y otras enfermedades. Entre ellas tenemos las coles verdes, lombarda y de Bruselas, el repollo, la coliflor, el brécol y el romanesco.

Esta familia se completa con otras plantas de las que se consume la raíz –el colinabo– o el tallo –el colirrábano.

Las coles son originarias de Europa, son un alimento humilde que ha conquistado el mundo y han supuesto la base de la alimentación de muchas culturas durante los meses de invierno. 

Como curiosidad os diré que para los romanos eran una especie de vademecum, pues durante cientos de años dieron lugar a muchos de sus principales medicamentos. Y es que las coles tienen unas propiedades excepcionales, vamos a verlas:

Propiedades de las coles

Las coles poseen una química prodigiosa, sus componentes azufrados se transforman al digerirlos en agentes desintoxicantes y anticancerígenos.

Junto a estos compuestos azufrados contienen también altas concentraciones de nutrientes esenciales. Durante el invierno, cuando no había frutas disponibles, constituían una fuente importante de vitamina C, siempre que se consumieran crudas o ligeramente cocidas.

Como dato deciros que 100 g de col cruda aportan 120 mg de vitamina C. Si está cocida, 41 mg.

Además nos proporcionan vitaminas del grupo B, vitamina A en forma de betacaroteno, ácido fólico, selenio, hierro, calcio, magnesio, potasio y distintos flavonoides en dosis significativas.

Beneficios de las coles

Protegen del cáncer

Por diferentes estudios realizados se sabe que el consumo regular de coles reduce a la mitad la incidencia de cáncer de pulmón, estómago, colon y piel gracias a su combinación de antioxidantes y compuestos azufrados.

Curas digestivas

La medicina natural y popular continúa recomendando el zumo fresco de repollo (media taza como desayuno) para curar las colitis, gastritis y úlceras de estómago y duodeno.

Sus efectos antiinflamatorios se aprovechaban incluso para aliviar los pechos doloridos durante la lactancia, aplicando emplastos sobre las zonas afectadas.

Es aconsejable consumir crucíferas crudas o ligeramente cocidas dos o tres veces por semana, excepto en casos de hipotiroidismo. Todas las coles son depurativas, remineralizantes y con propiedades desinfectantes.

Otros beneficios

Los compuestos azufrados de las coles además protegen el hígado y poseen propiedades antirreumáticas.

Su riqueza en clorofila junto a su aporte en vitamina C, favorece la asimilación del hierro siendo las aliadas perfectas en casos de anemia.

Las coles son ricas en ácido fólico, que previene la espina bífida durante la gestación.

También tienen una cantidad importante de potasio, que controla la presión arterial; en calcio y fósforo, que fortalecen el esqueleto y equilibran el sistema nervioso; en magnesio, hierro y cobre y en betacaroteno o provitamina A, que favorece el buen estado de la piel y las mucosas

Las coles en la cocina

Las variaciones de coles que encontramos es la consecuencia de los diferentes cruces (de ahí su nombre, crucíferas) realizados por los agricultores. Sus variaciones dependen de que el cambio se haya producido en la raíz (colinabo), el tallo (colirrábano), en las hojas (repollos, berzas, coles rizadas…) en la flor y los frutos (coliflor, brécol, col romanesco) o en las yemas (coles de Bruselas). 

Vamos a ver los diferentes miembros de la familia

  • Brécol: Posee los nutrientes muy concentrados y el anticancerígeno sulfurofano.
  • Col lombarda: de sabor dulce, es rica en betacaroteno. Resulta diurética y laxante. Las antiocianinas que le dan su precioso color son además muy eficaces protegiendo los glóbulos rojos y todo el sistema cardiovascular. Perfecta en casos de anemia.
  • Repollo: es la variedad ideal para fermentar: el chucrut favorece la salud de la flora intestinal.
  • Pak Choy: esta curiosa col (que parece una mezcla entre una lechuga y un apio) es uno de los básicos de la cocina china y de la medicina oriental. Destaca por su contenido en betacaroteno, vitamina C y calcio.
  • Coliflor: Está indicada en personas que deben seguir una dieta pobre en sodio y en colesterol, así como en las dietas adelgazantes. Puedes comerla cruda perfectamente!
  • Berza: también llamada col sin cabeza, tiene un sabor más fino que otras variedades. Es ideal para elaborar caldos.
  • Coles de Bruselas: de intenso sabor, ayudan a depurar, a fortalecer el estómago y a oxigenar mejor el organismo. Apoyan el buen funcionamiento del corazón y del sistema inmunitario.
  • Col romanesco: esta variedad italiana es la más vistosa de la familia por el característico diseño de su flor. Rica en pectato de calcio, muy abundante también en las zanahorias, contribuye a controlar y disminuir el nivel de colesterol sanguíneo. Consumir romanesco puede también beneficiar a los riñones, debido a su efecto ligeramente diurético y depurativo de toxinas.
  • Kale: es una de las variedades más de moda y nutritiva. Presenta la mayor concentración de nutrientes, especialmente de calcio, hierro, vitamina C y provitamina A.

Cocción justa

Ten en cuenta que para que las coles conserven sus propiedades lo mejor es elegir las variedades más frescas y saltearlas o cocerlas únicamente durante unos minutos.

También podemos hornearlas hasta conseguir una textura crujiente.

Además algunas de ellas como la kale, la coliflor o el romanesco se pueden consumir crudas en ensaladas!

Deja un comentario

Sobre mi

soy marta de martamorfosis

Marta Gómez

Soy Marta, una soñadora que confía en poder dejar el Planeta un poquito mejor de lo que lo he encontrado. En Martamorfosis promuevo un consumo responsable y (eco)lógico tanto de los alimentos como de todos los demás recursos que nos da la Naturaleza para así poder avanzar hacia un estilo de vida saludable y un desarrollo sostenible.

¡Sígueme!

Buscar en el Blog

Suscríbete al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

No te pierdas
nigún consejo

Descarga tu menu semanal vegetariano

Descarga tu GUÍA práctica para un cuidado natural y saludable de la piel