Alivio Natural para tus Músculos

Para muchos terminan las vacaciones y septiembre es el mes de la vuelta a la rutina, de retomar las buenas costumbres y de compensar los excesos del verano. Es posible que durante un tiempo hayas dejado de lado la práctica de ejercicio físico y quieras ahora volver a ella. O simplemente te apetece empezar a practicar algo de deporte para quitar algún kilito que se ha pegado durante el verano o comenzar un estilo de vida más saludable.

Septiembre es un mes en el que podemos disfrutar aún de buen tiempo, que nos invita a salir y ejercitar el cuerpo al aire libre, así que vamos a aprovecharlo! Pero al hacer ejercicio, sobre todo si es intenso, no se calienta antes o no tenemos costumbre, es fácil sufrir calambres o espasmos musculares.

De hecho, esto pasa más a menudo cuando se tienen niveles bajos de minerales como el potasio y el calcio, o si se sale a practicar ejercicio sin haber tomado suficiente líquido.

EVITEMOS LAS LESIONES

Lo primero que debemos hacer en caso de sufrir un calambre muscular es abandonar la acción que nos lo ha provocado y aplicar calor para relajar el músculo. Después podemos darnos un masaje en el músculo dañado y, más adelante, aplicar calor y frío de manera alternada.

En casos más graves o persistentes, convendrá recurrir a algún antiinflamatorio que rebaje el dolor.

Pero además aquí puede entrar en juego la fitoterapia, a dos niveles: nutricional y miorrelajante.

1- NUTRICIONAL

Para reequilibrar el déficit de minerales que posiblemente tengamos y que el espasmo sólo ha puesto en evidencia y poder devolver los músculos a su pleno rendimiento son perfectas la cola de caballo y la avena.

COLA DE CABALLO

La cola de caballo es muy adecuada por su riqueza en sílice, potasio y magnesio. Ayuda a reparar los tejidos dañados y devolverles su elasticidad.

Además aporta un efecto depurativo.

La puedes tomar en infusión o en cápsulas.

AVENA

Otro gran reconstituyente es la avena, que combate la debilidad física. Te aporta minerales (hierro, sílice, cinc, manganeso) y vitaminas.

Lo que nos proporcionan estas propiedades son las sumidades aéreas ya fructificadas.

Puedes tomar la avena en decocción, en tintura, extracto líquido o bien en gel o pomada.

2- RELAJANTE

Cuando se trata de relajar el músculo contamos con la ayuda de la pasiflora y la milenrama.

PASIFLORA

Como relajante muscular sin duda puedes recurrir a la pasiflora. Contiene flavonoides y fitosteroles y está indicada en contracturas, calambres, torceduras y desgarros.

Se emplean las sumidades aéreas. Puedes tomarla en infusión o extracto líquido.

MILENRAMA

La milenrama aporta todo su poder antiinflamatorio para acelerar la desinflamación del tejido afectado

Se usan las sumidades floridas. Se recomienda tomar en infusión o en tintura.

Te proponemos 2 infusiones que son perfectas para atacar el espasmo muscular a estos 2 niveles:

Infusión para relajar los músculos

Ingredientes

  • Pasiflora
  • Melisa
  • Milenrama
  • Azahar
  • Agua

Preparación

  1. Se mezclan 20 g de cada planta.
  2. Se separa una cucharada de la mezcla por cada vaso de agua.
  3. Se depositan las plantas en una tetera o cazo y se vierte sobre ellas el agua recién hervida.
  4. Se deja reposar tapado durante 10 minutos y luego se cuela.

Puedes tomar hasta tres vasos al día.

Infusión remineralizante

Ingredientes

  • Avena
  • Cola de caballo
  • Ortiga
  • Flor de azahar
  • Agua

Preparación

  1. Se añade una cucharada de cada una de las plantas a un litro de agua.
  2. Se hierve unos 10 minutos.
  3. Se deja reposar tapado unos 10 minutos más y después se cuela.

Se puede ir bebiendo poco a poco a lo largo del día.

Recordad que no sólo la práctica de deporte sino también hacer una mudanza o montar una estantería pueden ser motivo suficiente para provocar un calambre muscular. El estrés es también otro disparador… Así que tened en cuenta nuestros consejos en caso de sufrir alguna lesión muscular (o para evitarla).

Deja un comentario

Sobre mi

soy marta de martamorfosis

Marta Gómez

Soy Marta, una soñadora que confía en poder dejar el Planeta un poquito mejor de lo que lo he encontrado. En Martamorfosis promuevo un consumo responsable y (eco)lógico tanto de los alimentos como de todos los demás recursos que nos da la Naturaleza para así poder avanzar hacia un estilo de vida saludable y un desarrollo sostenible.

¡Sígueme!

Buscar en el Blog

Suscríbete al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

No te pierdas
nigún consejo

Descarga tu menu semanal vegetariano

Descarga tu GUÍA práctica para un cuidado natural y saludable de la piel